UA-84871867-1

Gaspar Torrella (calle)

Gaspar Torrella (calle)

Distrito: Patraix

Barrio: Favara

Las calles de Valencia y su historia. Gaspar Torrella (calle)

Gaspar Torrella (Valencia en 1.452 – Roma en 1.520)

Médico y eclesiástico, notable matemático y conocedor de la Teología y de las Ciencias Humanísticas.

Las calles de Valencia y su historia. Gaspar Torrella (calle)

Fue médico personal del papa Alejandro VI y uno de los primeros médicos que se ocupó del estudio de la Sífilis, el “mal de sement”.

Dejó la medicina, fue ordenado sacerdote y elevado al episcopado, ocupando la sede de la Santa Justa de Cerdeña

Las calles de Valencia y su historia. Gaspar Torrella (calle)

Fue el tercero de los hijos varones de Ferrer Torrella, destacada figura médica de la Valencia de la segunda mitad del siglo XV.

Sus dos hermanos se dedicaron también a la medicina, uno de ellos en Cagliari y el otro, Jeroni Torrella, en la misma Valencia, donde fue uno de los primeros catedráticos de la Universidad.

Gaspar Torrella recibió su primera formación en su ciudad natal y estudió más tarde en la Universidad de Siena, donde obtuvo el título de doctor en medicina.

Ordenado sacerdote en 1.487, cuando Rodrigo de Borja fue nombrado papa con el nombre de Alejando VI (1.492), lo acompañó a Roma como familiar y médico suyo, siendo luego promovido a la dignidad episcopal.

Tras el fallecimiento del pontífice valenciano (1.503), permaneció en la corte romana como médico de cámara y prelado doméstico de Julio II, asistiendo en su condición de obispo al V Concilio de Letrán (1.512-1.517).

Todo el tiempo libre que me dejan mis obligaciones eclesiásticas (afirmó Torrella en una ocasión) lo dedico a la medicina”.

Por ello pudo publicar entre 1.497 y 1.507 cinco libros de tema médico, aparte de otro sobre cuestiones astrológicas.

El contenido de su obra corresponde fielmente al galenismo avicenista (Doctrina de Galeno según la cual los fenómenos fisiológicos y patológicos dependen de los cuatro humores: sangre, bilis, linfa y pituita) propio de la cultura académica de la Italia de estos años.

Las calles de Valencia y su historia. Gaspar Torrella (calle)

La sífilis era entonces la más importante de las llamadas “nuevas enfermedades“, que se consideraban desconocidas por los autores clásicos, bien por inadvertencia o porque había aparecido recientemente.

De los tres primeros descriptores de la sífilis, el alemán Joseph Grünpeck se redujo a exponer interpretaciones astrológicas y el italiano Niccolo Leoniceno escribió poco más que un discurso erudito.

Solamente Torrella ofreció un estudio fundamentalmente clínico y terapéutico en su “Tractatus cum consiliis contra pudendagram seu morbum gallicum” (1.497).

Entre todos los textos sobre el tema publicados hasta finales del siglo, Karl Sudhoff juzgó que era “el más valioso y original… el que tiene menos prejuicios, el más directo y el menos académico”.

Explica la naturaleza de la enfermedad de acuerdo con los esquemas avicenistas (Principales teorías del filósofo persa Avicena), pero describe sus síntomas a base de observaciones propias, ejemplificadas en las cinco excelentes historias clínicas que incluye como apéndice.

La primera de ellas es posible que corresponda a la sífilis padecida por César Borja, el hijo de Alejando VI, entonces arzobispo de Valencia, al que está dedicado el libro.

Torrella expone la aparición del chancro inicial al día siguiente del contacto venéreo y lo caracteriza como una úlcera “cum sorditie et virulentia“, y subraya su base indurada y la presencia de la adenopatía satélite.

Se ocupa también de la posterior aparición de la erupción cutánea y de dolores generalizados muy intensos, anotando su exacerbación nocturna.

El tratamiento lo basa en medidas dietéticas y evacuantes propias del galenismo tradicional.

Admite la unciones mercuriales a dosis limitadas, pero critica duramente los abusos de los “curanderos e impostores vagabundos”, que provocaban más víctimas que curaciones.

Destaca también la importancia de una vigilancia médica reglamentada de las prostitutas para la prevención de la enfermedad.

Las calles de Valencia y su historia. Gaspar Torrella (calle)

Tres años después de la aparición de este libro, Torrella publicó un “Consilium de dolore in pudendagra” (1.500), exposición en forma de diálogo entre “Vulgus“, que formula preguntas, y “Medicus“, que las contesta.

Se trata, por tanto, de una obra de divulgación sobre la sífilis en la que reitera el contenido del texto anterior, aunque en esta ocasión se opone tajantemente al uso de la terapéutica mercurial.

A modo de apéndice, figura un breve “Tractatus de aliquis ulceribus in pudendagra”, dedicado también a César Borja.

Las calles de Valencia y su historia. Gaspar Torrella (calle)

En 1.504 apareció un nuevo Consilium del médico valenciano dedicado al tratamiento y la prevención de la peste.

De acuerdo con sus mismas palabras, intentó únicamente resumir las obras que otros autores habían publicado sobre el tema.

Al año siguiente, sin embargo, recibió a través del médico Juan López de Ybar las noticias de una enfermedad “pestifera et contagiosa” que había diezmado las tripulaciones de la flota en la que habían venido de Flandes la princesa Juana y su marido, el archiduque Felipe de Austria.

La epidemia, que se había extendido más tarde por todo el norte de la Península, era llamada en España “modorrilla” porque cursaba con “alienación de la mente y alteración de los sentidos interiores”.

Con los informes del médico citado y con los datos que lo proporcionaron otros colegas españoles e italianos, Torrella escribió su “Consilium de egritudine pestifera et contagiosa ovina cognominata nuper cognita quam hyspani modorrillam vocant” (1.505).

Lo dedicó a Fernando Álvarez, médico de Fernando el Católico y catedrático en la Universidad de Salamanca, que había publicado un Regimiento contra la peste (1.500).

Aunque basada en materiales ajenos, esta nueva obra de Torrella es una aportación de notable interés al proceso de constitución de una nosografía (Descripción y clasificación de las enfermedades) basada en la observación clínica dentro del contexto de las “nuevas enfermedades”.

Por ello, el médico valenciano subraya en el título que la “modorrilla” es una dolencia “nuper cognita” y se preocupa de darle un nombre académico (“egritudo ovina“), usando una metáfora zoomórfica.

Menos relieve tiene las dos últimas obras publicadas por Torrella: un tratado de dietética (1.506) dedicado a Julio II, que responde a la tradición de los “regimia sanitatis” medievales, y un juicio astrológico escrito originalmente para César Borja, pero que no fue impreso hasta 1.507.

Anteriormente llevó los nombres de calle Eusebio Izquierdo y Fernando el Católico (camino del cementerio).

El rótulo actual, Gaspar Torrella (calle), se debe a un acuerdo municipal de septiembre de 1.940.

NOTA

Las calles de Valencia y su historia. Gaspar Torrella (calle)

Se ha utilizado en esta relación el orden oficial numérico de los distritos municipales, dentro de estos se ha utilizado el orden alfabético de los barrios, y dentro de estos, el orden alfabético de los rótulos.

Conforme a lo dispuesto por el Excmo. Ayuntamiento en materia de rótulos, se han expresado éstos en lengua valenciana, salvo los de procedencia netamente castellana, los de personajes que han solicitado sus descendientes o instituciones relacionadas con los mismos el respeto a la expresión castellana o los de dudosa traducción.

 

Fuentes consultadas:

Otras Fuentes

Bibliografía

  • Las calles de Valencia y pedanías, Rafael Gil Salinas y Carmen Palacios Albandea.

  • Vicente Gascón Pelegrí. Prohombres valencianos en Los últimos cien años, 1.878-1.978. Valencia.

Si te gustan nuestros artículos puedes suscribirte a los boletines semanales con las últimas noticias sobre la historia de Valencia

By |2019-09-26T08:51:43+00:00septiembre 26th, 2019|#Calles de Valencia y su historia, Calles Favara|Comentarios desactivados en Gaspar Torrella (calle)

Si te gustan nuestros artículos puedes suscribirte a los boletines semanales con las últimas noticias sobre la historia de Valencia